Un beach club en el que los perros pequeños pueden tomar el sol

20140905_144919_resizedHay lugares a los que ni por asomo se me habría ocurrido preguntar si admiten mascotas. El Beach Club Gran Folies es uno de ellos y precisamente por ese motivo mi sorpresa fue mayúscula cuando en su cuenta de Instagram publicaron una foto de un perro sobre una tumbona tomando tranquilamente el sol. Se me encendieron todos los radares y contacté con ellos para verificar la información y compartirla con vosotros y efectivamente, me confirmaron que los canes son bienvenidos y que muchos clientes, sobre todo extranjeros, acuden habitualmente con ellos. Pero con matices. No todos y no por todas partes.
Porque, empecemos por el principio. El Gran Folies es un club de playa espectacular, situado en las inmediaciones del elegante Puerto de Andratx. Camas balinesas, tumbonas con sombrillas caribeñas de paja, una piscina de agua salada cuyo horizonte es el mar y el privilegiado entorno de Cala Llamp envolviéndote. Además de servicio de cócteles y restaurante en primera línea de playa, también organizan clases de yoga, barbacoas y otras actividades. El plan aquí es tirarse a la bartola en una hamaca, tomar el sol, disfrutar del paisaje y darse un chapuzón. Si no es el paraíso para muchos humanos, se acerca bastante y si puedes tener a tu perro al lado mucho mejor, ¿o no?
Sin embargo, desde la dirección de Gran Folies nos indican que admiten perros siempre y cuando sean pequeños,
ya que no a todos los clientes les gustan los animales y suele haber mucha gente, poco espacio, niños… Pueden pasear por los jardines y el aparcamiento, acceder a la zona de restaurante (donde les pondrán un cuenco de agua) pero no por las inmediaciones de la piscina ni, por supuesto, bañarse en ella. Aunque para que el peludo se refresque tenemos el mar a nuestros pies y siempre podemos bajar un rato a chapotear con él.
En resumen, es un sitio excelente para pasar un día de playa diferente (y sin arena!) con el can, siempre y cuando sea tranquilo y esté educado. Lana, que es como tener un peluche, estuvo todo el día durmiendo a la sombra, salvo un paseo al parking para ir “al baño” y un chapuzón en las rocas. Ni nos enteramos de que estaba allí, pero si vuestro amigo es de los que no paran quietos o se hacen notar, tal vez este no sea un buen plan.

Información para humanos

20140905_173925_resizedComo podréis adivinar, no es un sitio barato. Sin embargo, disfrutar de una sombrilla y una hamaca durante todo el día en este beach club en la zona no vip cuesta 12 euros por persona. Podemos comer allí de manera “económica” un bocadillo de 6 euros, una ensalada o pizza de alrededor de 15 o pasarnos ya a un sándwich de bogavante por 22. En la espectacular terraza del restaurante sobre el mar, los precios suben, pero ofrecen una carta variada y selecta entre la que destacan las gambas rojas del Puerto de Andratx, los arroces o la parrillada de pescado.
Para llegar al Gran Folies deberemos seguir las indicaciones hacia el Puerto de Andratx y justo a la entrada del pueblo, en una pequeña rotonda veremos la señal de Cala Llamp que nos llevará hasta la playa. El horario de apertura es de 10 de la mañana a 23.45 horas, de mayo a octubre y su teléfono de atención al cliente, 971 67 10 94, en el que podréis consultar vuestras dudas o realizar una reserva.