Es Carnatge

escarnatgeUnos 1.800 metros de costa, comprendidos entre el Ninot de Cala Gamba y el paseo de madera de la zona de los Búnkeres –el comienzo y el final de la zona de libre circulación para perros está señalizado- en los que los canes podrán pasear sin correa y disfrutar del mar. Han de respetar, eso sí, las zonas acordonadas para la regeneración de la flora y el paseo pavimentado. Además, los animales deben cumplir con la ordenanza municipal y llevar chip, estar al día de sus vacunas y en el caso de ser peligrosos, llevar bozal. Las razas clasificada como potencialmente peligrosas deberán ir siempre con correa y bozal. Y por supuesto, es obligatorio recoger sus excrementos y responsabilizarse de cualquier daño que puedan provocar.

Comentarios (2)