Las líneas 2 y 20 de la EMT de Palma también serán dog friendly

paradadebuslanaHace poco os contábamos, entusiasmadas, la primera vez que Lana subió en el autobús urbano. Tal vez fuera un pequeño paso para ella, que no fue consciente de la trascendencia del momento más que por querer quitarse el bozal, pero fue un gran avance para los amantes de los animales. Y es que todavía queda mucho para normalizar la convivencia de los perros en la sociedad pero poco a poco vamos haciendo camino. Prueba de ello es que ya tenemos un nuevo logro perruno que celebrar en Mallorca porque a esa línea 30 de la EMT de Palma, pionera en permitir el acceso a los canes, a partir de junio se unirán dos más: la 2 y la 20.
El presidente de la Empresa Municipal de Transportes y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Palma, Gabriel Vallejo, anunció que pese a que en un principio un sector de la población se mostró reacio a la iniciativa, desde la puesta en marcha el pasado mes de noviembre de la experiencia piloto en la línea 30, la presencia de perros en los autobuses no ha generado ningún tipo de incidente. En vista del éxito, y gracias a las peticiones de residentes y asociaciones, el consistorio ha decidido extender la medida a la línea 2, que circunvala el centro histórico y la 20, Sant Agustí-Son Espases, que recorre la zona de Cala Major y Porto Pi y pasa por las proximidades del Castillo de Bellver.
La normativa será la misma que en la línea 30 que une Plaza de España con la zona de ocio canino de Es Carnatge: el perro debe ir atado, con bozal y toda la documentación en regla, además de abonar un billete especial de 30 céntimos. Los perros potencialmente peligrosos no podrán subir en el bus.
Además, durante los próximos 7 y 8 de junio, coincidiendo con la gran fiesta de las mascotas Animal Party en el hipódromo de Son Pardo, los perros también podrán emplear las líneas 12 Son Sardina y 11 Sa Indiotería para acudir al festival.