Theo y Beau o las siestas más tiernas de la historia

theo&beauEste es un post distinto, en el que no voy a compartir nada nuevo con vosotros porque dudo mucho que no conozcáis ya esta magnífica historia de amor entre un cachorro y un niño. Theo y Beau han revolucionado las redes sociales de todo el mundo con sus fotos echando la siesta juntos y, probablemente, ya seáis tan fans como nosotros de esta entrañable pareja a la que vemos crecer mientras duermen. Pero si las imágenes ya hablan por sí solas, su objetivo es todavía mejor: recaudar fondos para la protectora de la que procedía el perro.

Todo comenzó en noviembre del año pasado, cuando la estadounidense Jessica Shyba y su familia adoptaron a Theo, un cachorro de un refugio de animales abandonados. La llegada a casa del animal fue un sueño cumplido para sus tres hijos pero enseguida nació una complicidad especial entre Beau, el más pequeño, y el perro, que empezaron a echar la siesta juntos. Lo que surgió como algo casual se convirtió enseguida en una rutina y todos los días Theo esperaba pacientemente a que el niño se acostara para espatarrarse junto a él en la cama y compartir descanso. Su madre, enternecida por la situación empezó a hacerles fotos y publicarlas en su blogInstagram y Twitter bajo el hashtag #teoandbeau, donde se convirtieron en un fenómeno de masas. Tanto es así, que incluso publicó un libro con las tiernas instantáneas, “Naptime with Theo and Beau”, cuyos beneficios van destinados a la protectora de la que adoptaron al perro.

54

Y por si a algún incrédulo tanta perfección le parecía un montaje (aunque debe ser todavía más difícil “forzar” a un cachorro y un niño a dormirse para una foto que hacerla de verdad!), aquí están los vídeos que confirman la habilidad del peludito para acurrucarse junto a su pequeño humano. Esperemos que estos dos amigos sigan regalándonos instantáneas tan adorables como estas hasta que ya no quepan en la cama…que al ritmo que van en estos meses ya no faltará mucho!